25 octubre 2008

Desafíos y oportunidades del periodismo

Ante el inquietante panorama que enmarcan el avance de las nuevas tecnologías y el surgimiento de nuevos medios y actores de la información,
el periodismo enfrenta un horizonte de desafíos, pero también de oportunidades. 

El desarrollo de la Web 2.0, la convergencia mediática, el periodismo participativo y el auge de los blogs, entre otros fenómenos de la Sociedad de la Información, se suman a la crisis de audiencia por la que atraviesa particularmente la prensa, que ha empezado a adelgazar sus plantillas y ediciones.

En efecto, la realidad que enfrentamos como periodistas es compleja, pero es en este incierto escenario donde el periodismo tendrá que demostrar su capacidad de adaptación para salir avante y fortalecido de estas turbulentas aguas.    

Entre los retos que debemos enfrentar, está el rediseño de nuestra profesión, la cual es cada vez más exigente, pues requiere de nuevas habilidades y conocimientos. Ya no basta con cubrir la nota y enviarla a la redacción. Ahora hay que cubrir y redactar la nota, tomar fotografías, grabar audio y video para  alimentar los diversos medios que integran la empresa informativa en la que trabajamos. Además, por si fuera poco, hay que interactuar con nuestras audiencias. Nos hemos vuelto, o hacia ya vamos, periodistas multimedios. 

Otro desafío que se plantea es la capacidad de adaptación que debe mostrar el periodismo ante el nuevo medio que evoluciona en Internet. Será fundamental aprender a aprovechar las propiedades interactivas, hipertextuales y multimedia de este nuevo medio para atender las necesidades de un usuario que no sólo consume, sino también produce, comenta, comparte y difunde información.

Este nuevo escenario mediático requiere de una nueva concepción del periodismo, en la que se rescaten los valores tradicionales del quehacer periodístico y se incorporen nuevas destrezas, técnicas y fórmulas periodísticas. Estamos proponiendo un nuevo modelo de hacer periodismo sustentado en la idea de que los periodistas no hacemos únicamente periódicos, sino gestionamos información de calidad y de servicio que se distribuirá en diversos soportes de acuerdo con las necesidades informativas del usuario. 

Los periodistas somos contadores de historias e intérpretes de la realidad. Pues ahora debemos reaprender a contar historias en y para este nuevo medio, aprovechando las múltiples y crecientes posibilidades que nos brinda. Las oportunidades nos esperan, sólo hay que atrevernos y descubrirlas, como lo están haciendo los usuarios de la red. Efectivamente, para el orgullo y la vanidad que nos envuelve como periodistas, ahora debemos ser humildes y aprender de nuestros usuarios. Es parte del cambio que se avecina.

5 comentarios:

evargas dijo...

Interesante tu blog.
ya no te veo en Twitter
Ah.. acabo de agregarte a mi lista de blogs que figura en mi blog

José Luis López A. dijo...

Gracias, Esther.
Con el curso online he descuidado twitter.
Acabo de publicar una entrada que te puede interesar.
Saludos.
José Luis.

Erick Morales Dondé dijo...

Profesor.
Me parece muy cierto lo que dice sobre los desafíos y oportunidades del periodismo.
Se necesitan, no sólo habilidades, sino vocación para llevar a cabo una labor tan importante y tan frágil como es la veracidad de la información.
Saludos.
Erick Morales

Carlos Peña dijo...

Si bien es cierto que los medios impresos son parte fundamental de la historia de la prensa y del buen periodismo, también es necesario reconocer que un profesionista que se dedica a servir a la sociedad, debe evolucionar con ella, satisfacer sus necesidades de acuerdo a lo que el publico demande. Es responsabilidad del comunicador, adecuarse a la época que vive y las circunstancias que lo rodean pues de ello debe tomar el material para transformarlo en información y llevársela a la gente.

Hablando del papel que tiene que desarrollar el profesionista de la comunicación en estos días, sólo puedo pensar en una cosa: preparación sin límites. Hoy en día no es fácil llevar el ritmo de trabajo que demandan las empresas, pues cada vez exigen más y necesitan menos empleados, la solución a este fenómeno, es llegar a tal punto de preparación y conocimiento, que, como parte del equipo de una empresa, lleguemos a ser INDISPENSABLES, por ahí se dice que nadie es indispensable, la verdad es que un profesionista capaz de conocer cómo es que se manejan las diferentes áreas de la empresa en la que se desarrolla, siempre será más necesario porque es multifuncional.

Entonces, no hay más remedio que preparárse más día con día, aprender siempre algo nuevo y adecuarse a las necesidades que demanda la audiencia que se informa con nuestro trabajo.


Carlos Alberto Peña Quintanilla

2 B

Ana Paola Bravo Cajal dijo...

Creo que la creación de nuevos medios de información tanto ayuda como perjudica al periodista, este fenómeno hace que la gente se informe mediante nuevos medios (como lo es el internet y otros soportes mencionados)pero a la vez, poco a poco se van desatendiendo otros. Comparto la misma idea en la que el periodista debe buscar la manera, apoyándose de diferentes soportes, para que se mantengan cada uno de estos medios disponibles para todo tipo de audiencia. Ya no sólo se trata de redactar sino de inovación y creatividad para mantener vivos todos los medios de información.