10 noviembre 2008

El periodismo, "apanicado"

Ante un clima incierto caracterizado por la ausencia de lectores jóvenes, el descenso de la publicidad, la convergencia mediática, el adelgazamiento de la plantilla en las redacciones y la llegada de nuevos competidores, entre ellos la prensa gratuita y los cibermedios, algunos, sino es que la mayoría, editores mexicanos (con los que he platicado en diferentes escenarios y momentos) se sienten “apanicados”, adjetivo de la jerga juvenil que califica a las personas paralizadas por el pánico.

En efecto, en las redacciones se percibe una sensación de temor ante los innumerables desafíos que se avecinan o que ya se están enfrentando. “No sé qué voy hacer, ni en dónde voy a estar el día de mañana”, me decía con preocupación un amigo editor de un importante diario nacional ante el proceso de integración que está viviendo su redacción.

Otro gran amigo, director de una edición online, me confiaba: Nos estamos quebrando la cabeza y no podemos encontrar el modelo de negocio. Tenemos muchísimo tráfico de usuarios, pero son muy pocas las ganancias, las cuales no solventan la operación. Nuestra competencia cobró por los contenidos y la audiencia se vino abajo.

Otros editores se quejaban del exceso de trabajo, de la falta de capacitación y equipo adecuado, de los bajos salarios, del enfrentamiento entre la edición impresa y la online

En este complejo entorno, he logrado percibir que el rumbo estratégico que siguen muchos medios se centra en cambios meramente cosméticos (de diseño, de nombres de secciones, de utilizar más gráficos) o de plano la estrategia es no moverse demasiado mientras pasa el vendaval.

Son pocos los medios que se han percatado que la estrategia no es resistir, sino aprovechar los vientos de cambio del vendaval mediático. Por tanto, algunas medidas clave de las que me he percatado son: fomentar el periodismo participativo (no me gusta el término ciudadano) y la interacción con sus usuarios, mediante foros, blogs, concursos, juegos… para fidelizar a sus audiencias; proveer de servicios que les faciliten la vida a sus usuarios; desarrollar más periodismo hiperlocal; involucrar a los usuarios en la agenda de temas de cobertura, comercializar contenidos exclusivos y explotar el info-entretenimiento.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

El artículo esta muy bien estructurado; En lo personal me sirvió para darme una idea con bases mas solidas de lo que estamos pasando los profesionales de la comunicación y las posibles medidas que podemos tomar respecto a este nuevo ciclo del ¨ciberperiodismo¨
en mi opinión los responsables de los diferentes periódicos necesitan cambiar sus estrategias con nuevas columnas de relevancia media , las cuales no deben ser puestas en el ciber espacio, de esta forma habrá una diversidad de información muy rica en los distintos medios de comunicación

Luz Anahi Padilla estudiante de la Universidad Panamericana 2do semestre

KaremKaremKarem dijo...

Estoy de acuerdo con el hecho de que las instituciones periodísticas se encuentren “apanicadas” debido a que la red presenta una expansión continua en cuanto a sus campos de información, y, por consiguiente, la audiencia que participa en ello.

Internet como fuente de información y entretenimiento cuenta con grandes virtudes, que van desde el fácil y rápido acceso, el sentido pragmático en cuanto a su utilidad y practicidad, etc. Esto es percibido como un monstruo devastador para la prensa escrita de una muy evidente.

¿Cuándo pasará aquél ‘vendaval’ que la ola del Internet ha causado (y del cual se habla en esta sección) en cuanto que es evidente el constante y casi total crecimiento de los medios online?
Por mera experiencia diaria, debido por contacto que he tenido con las personas que me rodean, puedo afirmar que gran parte de la población (hablando en términos generales) es llevada, si no manipulada, por lo visual, aquello de lo que se valen las empresas publicitarias para establecerse de una manera fija en el mercado mundial.

La experiencia visual posee grandes virtudes, y por tanto, suma importancia, a que abarca, prácticamente, la totalidad de los créditos para llamar la atención y provocar el consumo de un determinado producto. Con esto quiero dar a entender que, al menos pensando sólo por la emergencia de no caer en el futuro inmediato, sería una muy buena estrategia hacer lo que en esta sección se plantea acerca del diseño estético de las fuentes de información escrita.

En segundo lugar, pero no por esto el menos importante, sino que, irónicamente, el más importante tras haber logrado captar la atención del público, sería la explotación del info-entretenimiento del que se habla, así como también esta activa participación de la población utilizando Internet sólo como intermediario, más no como una alternativa más. Esto consistiría en concientizar a cada persona de una manera no muy evidente, de que la información no está completa sin la parte primordial de la misma, que son los medios escritos.

Con una manera no muy evidente’ me refiero a provocar que el público se de cuenta de que aquella información se encuentra incompleta, ya que muchos vemos esto, pero pocos hacen algo por cambiarlo y sólo se quedan con Internet como fuente total de información.

Ana Gabriela Rezc Gómez dijo...

Profesor José Luis López:

Interesante nota sobre el sobresalto que se vive actualmente en el periodismo. Coincido en su estrategia ya que, al igual que en una factorización matemática, debemos de cambiar la forma y no el fondo, elaborando así reportajes más conectados con la humanidad, para lograr el interés y la participación adecuada.

El periodista debe renunciar el miedo a la tecnología para salir adelante, de esta manera las personas podrían hacer lo mismo. Así como William George Ward expresó: “El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas”, de igual forma lo debe hacer un buen medio de comunicación, debe de ajustarse a la realidad.

Internet, como todo, es un arma de dos filos. Su instructivo se encuentra conformado por todos sus usuarios; entre mayor sea la interacción comunicólogo-comunicado, mejor será el medio. Por ello, hay que saber producirlo y emplearlo a favor.

Su blog, en general, es un incentivo perfecto para crear conciencia en los periodistas, fomentándolos al cambio en la realización de su arte. Hoy en día no es suficiente el tener buena redacción, se necesita una verdadera pasión para poder sobrepasar los tiempos difíciles que enfrentan los medios de comunicación.

A su vez, interesantes entradas apoyadas en buena documentación, acompañada de datos duros y concretos. Gracias por el libro de Guillermo Franco que estoy segura me resultará muy útil y sobre todo, por los consejos para los titulares.

Por otro lado, aunque bastante cruda la entrevista con José Cervera, resultó muy alentadora para mí ya que en un futuro no muy lejano, espero ser parte del progreso del amplio medio informativo que constantemente debería estar en reconstrucción. Como dicen: “Roma no se hizo en un día”, y es verdad, ya que se ha ido construyendo día con día, tal y como el periodismo… aunque en estos momentos, pase por tiempos difíciles.

Atentamente,
Ana Gabriela Rezc Gómez
2º semestre de Comunicación

Le poet dijo...

El hombre a través del tiempo se ha adaptado a todos los cambios, porque la vida va cambiando paulatinamente, siempre esta en rotación, y todo lo que concierne y esta ligado con el hombre también hace lo mismo. Por eso el periodismo también esta cambiando y no pienso que para mal, aunque todos los cambios tienen sus pros y contras. El periodista teme por su trabajo como nuestros ancestros le temían al fuego antes de conocerlo, y si nuestros ancestros se adaptaron, nosotros también podremos adaptarnos a un periodismo nuevo. Los cambios siempre traen polémica y temor pero creo que el periodismo no desperecerá nunca, habrá nuevos avances y siempre habrá hambre por la información, y hablo sobre todo tipo de periodismo en específico de la prensa escrita que es la que me interesa y es de la que más se teme que desparezca, y mi pregunta seria para cualquier lector del mundo: ¿Qué prefiere una opinión de un periodista destacado con gran experiencia que escribe una columna en algún periódico serio o la opinión de alguien que escribió una nota en la entrada de Yahoo? Solo medítenlo y piensen que noticia desearían leer. El tema esta para discutirlo en serio…

Anónimo dijo...

Es muy cierto que actualmente muy pocos jóvenes se interesan en el periodismo y en la lectura, debido a que el internet como meido de comunicación ha avanzado constantemente y ha debilitado a la prensa.
Me parece que es muy importante el medio de difusión y que se implemente en las escuelas "la cultura del lector" para que este medio tan importante no pierda audiencia.
Estoy deacuerdo con las medidas clave que propone ya que son innovadoras y fomentan el enriquecimiento entre las personas.

Malu Mendoza Mayén.

Ana Eng dijo...

Con base a la entrada publicada el día 10 de noviembre del 2008, titulada: El periodismo "apanicado":

-Pude en primera instancia conocer algunas dificultades que al elegir la carrera no nos son explicadas, sobre todo en las universidades, siempre la carrera que eliges la encuentras como perfecta y la más completa, sobre todo con la que seguramente serás millonario, o al menos conozco varios casos que lo corroboran.

Por otro lado haciendo un poco de uso de razón y sobre todo lógica natural, considero, que lo que está escrito no es nuevo, que en cierta forma es obvio, ya que el mundo en el que vivimos avanza a pasos agigantados y minuto a minuto la tecnología avanza y las cosas que hoy nos parecen increiblemente sorprendentes y novedosas, en una semana se convierten en austeras.

Pero con el periodismo escrito considero que no sucederá, es cierto que las cosas cambian y evolucionan, pero en dado caso, los que ahora debemos estar preparados somos los periodistas, debemos de evolucionar en la manera de buscar la nota y sobre todo en como se dbe presentar al mundo.

El internet bien pudiera ser un conflicto para los bolsillos de aquellas editoriales y de periodistas, pero si realmente encontramos esa parte que beneficia a la sociedad no resultaría tan complejo su uso, mucho menos sería una desventaja.

También considero que mientras se ofrezca un buen contenido en algún periódico o revista, la gente no dejará de comprarlo, pues es bien sabido que aunque se considera como ventaja gratis el internet no siempre su información es verdadera.

Yo prefiero el uso de prensa escrita y no en línea, como alguna vez lo vimos en clase, el internet debería usarse sólo como herramienta, pero no como información definitiva y única